Cómo preparar un pastel rallado con mermelada

El pastel rallado que os traigo hoy como su nombre lo indica es rallado ya la masa que cubre el pastel se ralla con un rallador para dar ese acabado tan interesante que presenta. Este pastel es muy popular en los países de la antigua URSS y este en particular lo traigo de Ucrania. Es costumbre tomarlo con té negro y generalmente sin azúcar, ya que el propio pastel es lo suficientemente dulce como para compensar la falta de azúcar en el té. La masa resultante aunque es masa quebrada, resulta dura y seca a la vista, pero al morderla veras que es tan tierna que se te deshará en la boca.

Ingredientes

500 g de harina floja
220 g de mantequilla
150 g de azúcar
1 huevo
1/2 cucharadita de polvos de hornear
1 1/2 cucharada de vainilla liquida o en azúcar
pizca de sal
500 g de mermelada de cerezas, arándanos o grosellas

Preparación

La mantequilla debe estar en pomada, o sea, a temperatura ambiente. En un recipiente comenzamos mezclando la harina con la mantequilla ayudándose con una cuchara o tenedor, es una masa que no debe amasarse demasiado con las manos

 

 

 

 

 

 

 

Debe resultar una masa granulada

 

 

 

 

 

 

 

En un cuenco aparte mezcla bien el huevo con el azúcar y la sal hasta que este cremoso

 

 

 

 

 

 

 

Añade el huevo a la masa, agrega vainilla y mezcla todo comenzando con el tenedor y terminando con la mano, pero sin amasar demasiado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De la masa resultante separa 1/3, envuelve en film y lleva al congelador, el resto de la masa envuelve en film y lleva a la nevera, mantenerlos allí durante 30 minutos

 

 

 

 

 

 

 

Pinta la bandeja de horno con mantequilla, precalienta el horno a 150 ºC

 

 

 

 

 

 

 

Saca la masa de la nevera, la porción mayor extiendela con los dedos sobre la placa de horno. Deja los bordes algo mas altos.

 

 

 

 

 

 

 

Unta toda la masa con la mermelada. La porción de masa mas pequeña rállala directamente sobre la mermelada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hornea a 150ºC durante 30 minutos, puede que mas, dependiendo del tipo de horno

 

 

 

 

 

 

 

Corta el pastel con un corta pizzas, puede comerse templado o frío. Acompaña con té. Bon profit. Buen provecho

 

 

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: