Pollo a la canela

El árbol de la canela o Cinnamomun verum procede de Sri Lanka, pero se cultiva también en la India, Brasil, China y Madagascar. La canela se obtiene frotando o pelando las ramas del árbol, o sea que lo que se usa es la corteza interna. La canela es de sabor astringente y desprende un olor fuerte pero agradable. Su uso está muy extendido por casi todo el mundo, utilizándose en postres, pasteles y dulces, en la preparación de salsas y platos, tés e infusiones, en rama también se usa como adorno en platos. En España, ademas de utilizarse en casi todos los dulces, también es usada en platos tradicionales como la morcilla de Aranda que es una variación de la morcilla de Burgos y el pollo a la canela que es el plato que os presento hoy. Vale agregar que la canela es beneficiosa para tratar enfermedades como la diabetes, ya que reduce el azúcar en sangre, también disminuye el colesterol y los trigliseridos, alivia el ardor en las papilas gustativas cuando hemos sufrido abrasiones en la lengua por la ingesta de líquidos o alimentos excesivamente calientes, es un relajante natural y ayuda a conciliar el sueño, sirve para tratar los retrasos menstruales, así que no dude en añadirla a sus comidas o tomarla en infusiones.

Ingredientes

1 1/2 k g de pollo de la parte que más os guste
1 cucharada de canela en polvo o una rama de canela
4 dientes de ajo
1 vaso de vino tinto
1 vaso de agua o caldo sin sal
1 cucharadita de harina de trigo
perejil
aceite
sal
pimienta negra molida

Preparación

Trocea el pollo en cuartos o en trozos más pequeños, salpimiéntalos y sofríelos en aceite

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Corta el perejil y pela los ajos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el pollo esté dorado sacalo de la sartén y rehoga ligeramente la harina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Añade los ajos enteros y el perejil picado y sofríelos ligeramente

 

 

 

 

 

 

 

 

Añade la mitad del vino tinto, el agua y la canela. Coloca los trozos de pollo nuevamente en la sartén, tápalos y déjalos cocer a fuego medio unos 20 minutos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Voltea los trozos de pollo repetidamente durante la cocción para que tomen color. Pasado los 20 minutos añadimos el resto del vino y dejamos cocer 10 minutos mas a fuego suave hasta que espese la salsa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Servimos acompañando con arroz blanco o pan. Bon profit. Buen provecho

 

 

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: