Moros y cristianos o congrí a lo cubano

El congrí es una especie de símbolo de la comida cubana aunque esta combinación del arroz con una leguminosa no es exclusivamente cubana, sino caribeña. Recetas similares se preparan en Guyana, Trinidad-Tobago, Santo Domingo, Puerto Rico y Haití, siendo este ultimo de donde se estima que llego a Cuba y de donde procede el vocablo congrí formado por las palabras de origen haitiano congó y riz, que significan frijoles y arroz. En Cuba suele llamarse «congrí» cuando se hace con frijoles colorados y «moros y cristianos» cuando se hace con frijoles negros. Esta vez voy a preparar moros y cristianos que se elabora con frijoles negros, aunque quiero agregar que el congri se elabora de la misma forma y con los mismos ingredientes.

Ingredientes

500 g de frijoles negros (o colorados)
2 l de agua
300 g de tocino crudo, jamón cocido o carne de cerdo
1 cebolla
4 dientes de ajo grandes
2 pimientos italianos verdes, no picantes
2 cucharadas de sal
1/2 cucharadita de orégano
1/2 cucharadita de comino
1/4 cucharadita de pimienta negra
400 g de arroz de grano largo
8 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Lave los frijoles y remójelos en 2 l de agua con la mitad de uno de los pimientos verdes, dejelos desde la noche anterior en la nevera, al día siguiente cocinelos en la misma agua con el pimiento hasta que se ablanden sin que lleguen a romperse, si los va a ablandar en olla de presión solo cocinelos durante 5 o 10 minutos contando a partir de que la olla comience a silbar. Transcurrido ese tiempo saque la presión a la olla y destapela enseguida, pues si la dejamos serrada los frijoles se seguirán ablandando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora cortamos el tocino crudo en pedacitos y lo freímos en una sartén profunda para que suelte la grasa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Retiramos el tocino frito y en la misma grasa añadimos el aceite y los vegetales para hacer el sofrito, prime doramos ligeramente el ajo, luego le añadimos la cebolla picada y por ultimo el pimiento y medio picado, cuando todo este dorado incorporamos nuevamente el tocino, las especies y el arroz para sofreirlo ligeramente durante dos o tres minutos mientras lo removemos

 

 

 

 

 

 

 

 

Añadimos  8 tazas del caldo resultante de la cocción de los frijoles, la sal y 4 tazas de frijoles cocidos, el resto del caldo con frijoles lo guardamos en la nevera después que se enfríe para hacer un potaje cuando nos apetezca, lo podemos congelar perfectamente.
Al principio lo cocemos a fuego alto hasta que empiece a hervir, entonces lo bajamos a fuego medio y cuando casi no quede agua lo pondremos a fuego bajo y taparemos la sartén, vigilaremos cuando se seque por completo para destaparlo durante unos dos últimos minutos y listo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ponerlo en la mesa lo pasaremos a una fuente y lo adornamos con pimientos fritos o asados

 

 

 

 

 

 

 

 

Este arroz nos sirve como acompañamiento o guarnición de carnes fritas o en salsa, huevos fritos, pescado, aunque normalmente en Cuba se sirve con carne de puerco asada o frita, yo esta vez lo acompañaré con carne con papas, y una ensalada, hasta se puede comer solo ya que tiene tocino frito. también se acostumbra a acompañarlo con plátano maduro ya sea frito o en fruta, o tostones

 

 

 

 

 

 

 

 

La costumbre en Cuba a la hora de comer, primero es invitar a todo el que llegue en ese momento y segundo, servir todo junto en un solo plato (combinado), pues así sabe mejor. Bon profit. Buen provecho.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: