Esta deliciosa tarta que casi todos los cubanos hemos comido alguna o muchas veces como en mi caso,  porque me encanta y recuerdo que siempre la comprobamos en una pastelería que estaba situada en la calle Obispo de la Habana vieja, aunque se hacia en casi todas las pastelerías de Cuba y que muchos piensan que es netamente cubana, os equivocais,  porque en realidad su origen es húngaro. La tarta la invento un pastelero húngaro en el año 1884 el cual se llamaba Jozsef C. Dobos, en su origen se trataba de un pastel de 5 capas de esponjosos bizcochos de 24 cm de diámetro recubiertos de crema de mantequilla con chocolate y cubierto de caramelo. Fue presentada por primera vez en una exposición nacional en Budapest en 1885 y una de las primeras personas que la probo fue la princesa Sissi, a partir de hay se hizo tan famosa que se extendió por toda Europa. En Cuba su preparación sufrió una pequeña variación, pues en vez de poner chocolate en su crema, solo se pone crema de mantequilla con vainilla, y sobre la cubierta de caramelo solemos poner almendras o cacahuetes picados, aveces también ponemos galletas de dulce rotas e incluso se sustituyen las capas de bizcocho por capas de galletas de dulce ligeramente mojadas en leche. A esta variante se le llama Dobosh Tropical, es mas sencilla y fácil para los que no disponen de horno.

Ingredientes

Tarta:

6 huevos
3/4 taza de azúcar blanca
1 taza de harina de trigo

Relleno:

6 huevos
1 1/4 tazas de azúcar blanca
260 g de mantequilla
1 cucharadita de vainilla

Caramelo

1/2 taza de azúcar blanca
2 cucharaditas de mantequilla
1 cucharadita de vainilla

Preparación

Vamos a hacer la tarta al estilo cubano y sin ofender a su creador, necesitaremos un molde redondo de entre 20-24 cm de diámetro y una altura de unos 10 cm. Primero hornearemos los bizcochos, para ello precalentamos el horno a 180 grados. En un bol batimos solo las 6 yemas con los 3/4 de taza de azúcar hasta que se haga una crema y seguidamente añadimos la harina poco a poco hasta mezclar bien, las claras las batimos aparte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En otro bol batimos las 6 claras a punto de nieve

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora pasamos las claras batidas al bol donde tenemos las yemas batidas y lo mezclamos todo, sin batir, solo con movimientos envolventes y de delante hacia atrás hasta que este bien mezclado

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya podemos hornear los bizcochos, cogemos el molde para tartas y lo abrimos, retiramos el fondo y le damos la vuelta al revez colocándole de nuevo en su sitio y serrando el molde, la idea es colocar el molde boca abajo para verter la crema en su fondo exterior, o sea con el molde al revez, así la panetela quedara fina que es lo que necesitamos. No hace falta rellenar todo el espacio, pues la masa crecerá en el horno. Primero untamos con mantequilla todo el molde y lo espolvoreamos con harina uniformemente, después sacudimos el molde para eliminar la harina sobrante, esto hará  que no se nos pegue el bizcocho

 

 

 

 

 

 

 

 

Vertemos un poco de la crema y con la ayuda de una paleta o espátula la extendemos por toda la superficie, con que tenga 4 milimetros de grosor nos bastara, recordad que debemos hacer 7 capas de bizcocho, si os salen menos por no haber calculado bien las cantidades, no os preocupéis, la tarta simplemente tendrá una capa menos. Cada bizcocho lo hornearemos unos 10 minutos hasta que este dorado

 

 

 

 

 

 

 

 

Según se van horneando los bizcochos, los pondremos por separado para que se enfríen, son muy fácil de desmoldar pero si tenéis problemas, pasad la punta de un cuchillo por todo el borde y después levantad un extremo del bizcocho y meter un cuchillo para ayudar a despegar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando tengamos todos los bizcochos horneados, preparamos la crema para rellenar. En un bol batir los huevos con el azúcar hasta obtener una crema, cocinar a baño de María revolviendo constantemente hasta que espese, dejar refrescar, batir la mantequilla aparte hasta que se ablande y añadirla a la crema, batir y agregar la vainilla, mezclar bien todo y ya esta lista la crema. Si queréis hacer el dobosh original, cuando tenga los huevos batidos con el azúcar a baño de María, añádale 5 pastillas de chocolate fundido y 2 cucharadas de café fuerte, dejar refrescar y añadir la mantequilla batida y la vainilla y batir bien

 

 

 

 

 

 

 

 

Para montar la tarta lo haremos dentro del mismo molde que usamos ya para hacer los bizcochos, solo que vamos a darle la vuelta al fondo para colocarlo de forma normal, lo forraremos por dentro con papel de aluminio o papel para hornear, en el fondo colocamos la primera capa de bizcocho y encima repartimos con una cuchara la crema, tapamos ésta con otro bizcocho y repetimos esta operación hasta terminar todas las capas, la última capa sera sólo de bizcocho por el momento. Presionamos ligeramente hacia abajo para que se peguen bien todas las capas y metemos la tarta con el molde en el congelador durante al menos 1 hora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Minutos antes de servir el dobosh, abrimos el molde, sacamos la tarta y retiramos el pael, hacemos un caramelo con el azúcar, la mantequilla y la vainilla, lo expandimos bien por encima de la tarta. En cuanto endurezca calentamos la punta de un cuchillo y marcamos en el caramelo porciones a todo lo largo y ancho de la tarta para que sea mas fácil de cortar después, podemos poner almendras o cacahuetes troceados por encima, o dejarlo tal cual, podemos adornar con guindas o merengues, ya eso es al gusto de cada cual, pero la original solo lleva el caramelo. Bon profit, buen provecho

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Servir bien frío y si sobra algo que lo dudo, volver a guardar en la nevera anates de  que se derrita

 

Otra variante de vainilla y chocolate

 

Dobosh de vainilla y chocolate

Dobosh de vainilla y chocolate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dobosh de vainilla y chocolate

Dobosh de vainilla y chocolate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags: dobosh

2 comentarios on Dobosh

  1. Daiby dice:

    me lo recomendo una amiga común, me ha encantado a la vista, seguro que al paladar sera igual, pues seguro lo preparo pronto y ya te comento.
    un saludo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: