Costillas de cerdo al horno, con salsa barbacoa

Sobre la salsa barbacoa hay muchas variantes, cada cual dice que la suya es la original, yo os voy a dar mi variante, probarla a ver que opináis.

Ingredientes

6 costillas de cerdo medianas
1 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta
el zumo de un limón (si es lima (limón criollo) mejor)

Salsa barbacoa

100g manteca de cerdo o aceite de oliva virgen extra
100g ketchup (no picante)
100g salsa de tomate
200g vinagre
100g azúcar moreno
2 cucharaditas de azúcar blanco
4 dientes de ajo grandes
1 cebolla grande
2 cucharadas de miel
1 cucharada de mostaza dulce
1 cucharada de salsa worcestershire
2 cucharadas de café fuerte
1 cucharadita de salsa tabasco
1 cucharada de mantequilla
1 cucharadita de orégano molido
1 cucharadita de sal
100g vino de Oporto

Preparación

Separar las costillas de a una, poner en un recipiente de plástico o cristal, salpimentar, rociar con el zumo del limón o lima (limón criollo en Cuba), tapar y dejar en la nevera desde la noche anterior.

Al día siguiente cuando se vaya a preparar el asado, utilizar una cazuela que no se pegue o una sartén antiadherente, poner la manteca a derretir o el aceite de oliva, caramelizar el ajo y la cebolla, esto significa a fuego muy lento, es importante que no se tueste, debe quedar transparente o cristalino, agregar el ketchup y la salsa de tomate, sofreír ligeramente sin dejar de mover con una cuchara de madera, agregar el vinagre y seguir moviendo uno o dos minutos, agregar el resto de los ingredientes menos el Oporto y cocinar a fuego lento, moviéndolo de vez en cuando, hasta que tenga una consistencias espesa o gorda producto de los azucares que hemos añadido, entonces le añadiremos el Oporto y lo removeremos durante un par de minutos mas. Retirar del fuego. Precalentar el horno a 180 grados. Si nos gusta una salsa mas fina, podemos pasarla por la batidora y después colarla, o dejarla tal como esta. Bañar bien las costillas con la salsa y colocarlas en la bandeja de nuestro horno previamente calentado, añadir un vaso de agua en la bandeja, estarán listas en aproximadamente 35 minutos, a mitad de este tiempo debemos dar la vuelta a las costillas y volver a brocharlas con la salsa, si fuere necesario añadir un poco mas de agua en la bandeja. Servir acompañadas con arroz blanco. La salsa sobrante ponerla en una salsera o bol para mojar las costillas o la guarnición a su antojo. Da para 3 raciones

Sugerencias

También se pueden acompañar con puré de manzana, puré de castañas, puré de patatas, cuscus, verduras al vapor o a la plancha, boniatos hervidos o fritos en trozos gruesos, en fin al gusto del comensal. Yo recomiendo acompañarlas con arroz blanco o patatas hervidas, también les va muy bien el puré de manzana o el de castañas.
Si nos queda salsa, podrá utilizarla para acompañar otra tipo de carne como, pollo, vacuno, cordero etc.

Esta receta nos quedara mas sabrosa con manteca de cerdo, pero si quiere comer mas sano, utilice el aceite de oliva virgen extra, es el único que siempre utilizo en todas mis recetas.

Puede aumentar o disminuir la cantidad de salsa tabasco a su gusto o sustituirla por 1 o 2 guindillas, según le guste menos o mas el picante.
Es una receta muy sabrosa, pero no muy recomendada para niños por su fuerte sabor y gusto picante.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: