Como preparar tarta de chocolate sin horno

Hoy os traigo cómo preparar una tarta de chocolate sin horno. El relleno será de crema de chocolate que pondremos entre las distintas capas de bizcocho, los laterales los cubriremos con la misma crema y los recortes del bizcocho que vamos a triturar o pasar por un rallador. Para la cobertura superior yo voy a usar unos pistachos partidos, pero podéis cubrirla al gusto, ya sea con un merengue, mermelada, o fruta fresca o confitada. El relleno también podéis probar a hacer una crema de otro sabor o lo que más os guste.

Ingredientes para el bizcocho

5 cds de miel
2 cdts de bicarbonato
120 g de mantequilla
5 huevos
90 g de azúcar
250 g de harina común
3 cds de cacao en polvo
pizca de sal

Ingredientes para la crema

3 huevos
130 g de azúcar
1 sobre de azúcar de vainilla (o 1 cdta de extracto)
60 g de maicena
600 ml de leche
160 g de mantequilla
3 cdas de cacao en polvo
pizca de sal

Preparación

Primero hacemos la crema sin incluir algunos ingredientes que incorporaremos al final, para ello tomaremos una cazuela grande y mezclaremos en ella los 3 huevos con los 130 g de azúcar y la sal, lo haremos con una varilla o batidor manual

 

 

 

 

 

 

Añade la maizena tamizada y mezcla bien

 

 

 

 

 

 

En un cazo aparte calienta la leche hasta que comience a hervir. Añádela a la mezcla anterior sin dejar de remover y agrega la vainilla

 

 

 

 

 

 

Cuando este todo bien mezclado poner la mezcla a fuego medio sin dejar de remover hasta hacer una natilla. Retira del fuego y deja enfriar en recipiente plano filmando a piel (pegar el film a la natilla para que no se haga costra). Cuando se refresque reservar en la nevera.

 

 

 

 

 

 


Ahora vamos a comenzar con la masa para el bizcocho. En un cazo calentamos la miel a fuego bajo, cuando este a punto de hervir le añadimos el bicarbonato y removemos enérgicamente con la varilla. Cuando la mezcla alcance un color ámbar le añadimos los 120 g de mantequilla y continuamos mezclando durante 15 segundos. Retirar del fuego. Dejar refrescar a temperatura ambiente.

 

 

 

 

 

 

En un bol aparte mezclar a con varilla los 5 huevos, los 90 g de azúcar y la pizca de sal. Mezclar bien y agregar la mezcla de miel y mantequilla que debe estar a temperatura ambiente. Añadir los 250 g de harina tamizada junto con las 3 cucharadas de cacao en polvo. Batir bien hasta que resulte una mezcla homogénea.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya tenemos la masa para hacer los discos de bizcocho. Calentar una sartén anti adherente de unos 17 cm a fuego bajo, verter un cazo de masa y esparcirla uniformemente por toda la sartén, la masa en la sartén debe tener un grosor de poco menos de medio cm, cuando se cueza levará un poco mas. Tapar la sartén y cocer durante unos 4 minutos, recordad a fuego bajo. Dar la vuelta al bizcocho y cocer 2 minutos por la otra cara.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Colocar los bizcochos sobre una rejilla para que se enfríen. Mientras tanto terminar de preparar la crema para el relleno que tenemos enfriando en la nevera. En un cazo mezclar con varillas eléctricas los 200 g de mantequilla con las 3 cucharadas de cacao en polvo y añadir en varias veces la crema fría mientras batimos para que se vaya integrando bien la mezcla y no queden grumos.

 

 

 

 

 

Con la ayuda de un aro o lo que tengas a mano, yo he utilizado una tapa, recorta los bordes irregulares de cada disco de bizcocho para que todos queden uniformes. Pon una cucharadita de crema en el centro de la base donde vas a montar la tarta para que no se mueva y ve intercalando los bizcochos con la crema.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vamos a cubrir también los laterales con la crema. Luego rallamos los recortes de bizcocho para cubrir toda la tarta menos la parte de arriba que solo cubriremos 1 cm en los bordes y el centro lo cubrimos con los pistachos partidos o lo que mas te guste

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lleva la tarta a la nevera y refrigera de un día para otro, así reposa y se concentran mas todos los sabores. Buen provecho. Bon Profit.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: