Cómo preparar pan con masa madre

Hoy vamos a hacer pan con masa madre, esto significa que no tendrá levaduras químicas ni conservantes. La masa madre la he elaborado a base de la fermentación natural de harina de trigo con agua, nada mas. En este proceso se integran las levaduras naturales presentes en algunos cereales como el trigo o el centeno que se enriquecen con las bacterias presentes en el medio ambiente produciéndose un proceso simbiótico que da lugar a esta levadura natural la cual esta viva, la mantendremos adormecida en la nevera por encima de los 0 grados, de esta manera tendremos levadura fresca durante toda la vida, solo hay que alimentarla con agua y harina una vez por semana para mantenerla viva. Pero vamos a la elaboración del pan que es lo que nos interesa hoy. En otra ocasión os enseñare cómo elaborar la masa madre, pues es algo tedioso ya que nos llevará un par de semanas tenerla lista, aunque vale la pena teniendo en cuenta que haremos este proceso una sola vez y nos durará toda la vida.

Ingredientes

500 g harina de fuerza
220 g masa madre
330 a 350 ml de agua
10 g de sal
30 ml de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Se puede amasar a mano o en amasadora, yo he usado la amasadora. Colocar la harina y la sal y mezclar. Añadir 330 ml de agua a temperatura ambiente o ligeramente tibia. Amasar durante 10 minutos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin dejar de amasar añadir la masa madre en varias partes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando se integre bien, añadimos el aceite en forma de hilo y amasamos 10 minutos mas, la masa debe quedar mas bien floja, elástica pero que no se pegue demasiado en las manos, si es preciso añadiremos un poco mas de agua. Cuando se haga una sola bola y se despegue de las paredes del bol, estará lista. Tapar con un paño y dejar reposar durante una hora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espolvorear con harina y volcar sobre la mesa o banco de trabajo y estirarla un poco apretando con las manos. Plegar la masa sobre si misma como en la foto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espolvorear harina en el fondo del bol, colocar la masa dentro, espolvorear harina por encima de esta y tapar con paño húmedo. Dejar reposar en sitio cálido durante 90 minutos hasta que doble su volumen

 

Dividir la masa en cuantas porciones queramos hacer, dejar una cavidad en la parte de abajo, tapar con paño y dejar reposar durante 15 minutos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora ya podemos formar, daremos la forma a los panes de la manera que mas os apetezca, para ello estiramos cada porción le haremos pliegues a la vez que la formamos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Colocar en placa de horno enharinada, espolvorear harina por encima, cubrir con paño húmedo y reposar en sitio cálido durante 3 horas o hasta que doble su volumen

 

 

 

 

 

 

 

Precalentar el horno a 230 grados centígrados. Descubrir y espolvorear con harina, hacer los cortes con una cuchilla o cúter. Cuando este listo colocamos en la parte de abajo un cuenco metálico con agua, bajamos la temperatura a 185 y horneamos durante 70 minutos aproximadamente. Dejamos refrescar y quitamos el exceso de harina golpeando un pan con otro o con la ayuda de una brocha

 

Este pan cuando se enfríe podéis congelarlo entero o en trozos grandes hast la proxima vez que queráis comerlo, para ello cortar las barras de pan en 2 o tres trozos, envolver bien en film y congelar. Para comerlo, sacar del congelador una hora antes y calentar en horno o lasquear y calentar en sartèn.
Buen provecho. Bon profit.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: