Como hacer costillas de cerdo agridulce con salsa a la menta y pipas de girasol

Existen muchas maneras de hacer las costillas agridulce, pero probad ésta receta con salsa a la menta y pipas de girasol, quedan riquísimas y son muy fáciles de preparar. Las acompañaremos con patatas ligeramente cocidas que después freiremos en muy poco aceite.

 

 

Ingredientes

1 k g de costillas de cerdo
4 o 5 patatas grandes
1 cebolla
1/2 pimiento rojo dulce
3 dientes de ajo
1/2 taza de azúcar blanca
3 cucharadas de mostaza
1 cucharada de miel
1 taza de ketchup
1/2 taza de vinagre
1 guindilla
1/2 taza de harina de trigo
100 ml de aceite de oliva
3 hojas de menta fresca
2 cucharaditas de sal
200 ml de agua
para adornar zanahoria y menta
1 litro de agua para las patatas

Preparación

Primero cortamos las costilla de a una, les ponemos 1 cucharadita de sal y las pasamos por harina de trigo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ponemos el aceite en una sartén y dorámos las costillas en el. Cuando estén doradas uniformemente las sacamos a un plato aparte

 

Ahora vamos a sofreír la cebolla y los ajos en la misma grasa donde freímos las costillas

Cuando estén dorados añadimos el azúcar y el pimiento rojo molido, removemos mientras el azúcar se va derritiendo y se hace pegajosa como un almibar

Seguidamente añadimos la mostaza y el ketchup

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Removemos bien y agregamos la miel y el vinagre. También vamos a añadir las hojas de menta picadas, el agua y la guindilla que puede ponerla picada o entera (si no le gusta el  picante o hay niños que también van a comer, simplemente no ponga guindilla)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mezclamos bien todo y dejamos cocer sin tapar a fuego medio. Mientras cocemos las costillas, ponemos 1 litro de agua con una cucharadita de sal en una cazuela al fuego para cocer las patatas. Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas de 1/2 cm de grosor aproximadamente y las cocemos durante 10 minutos sin dejar que se ablanden demasiado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tiramos el agua y ponemos a freír las patatas en una sartén con un buen chorro de aceite. No se olvide de remover las costillas de vez en cuando para que no se peguen y se quemen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando estén listas las patatas y las costillas estén bien melosas, (debe dejar gastar todo el liquido para que se les adhiera el azúcar medio caramelizado), les añadiremos las pipas de girasol, pero reservando un puñadito para adornar al final

Mezclamos bien y ya podemos emplatar. A un costado, en el plato colocamos las patatas como si fueran naipes para barajar y delante de estas ponemos las costillas. Sobre las patatas echamos una cucharadita de salsa y encima pegamos unas tiras finas de zanahoria, hacemos lo mismo en el plato cerca de las costillas para colocar una ramita de menta fresca en flor. Bon profit. Buen provecho.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: