Hoy os muestro una receta muy sencilla y fácil de hacer, pero muy sabrosa tanto para acompañar cerveza u otra bebida como para guarnición en platos de carne u arroces. Esta receta es muy típica de Cuba y otros países del Caribe y América Latina.

 

 

Ingredientes

Plátano macho verde
Aceite para freír
Sal y agua

Preparación

Cortar las puntas de los plátanos

 

 

 

 

 

 

Cortar los plátanos en rodajas de aproximadamente 3 cm de grosor

 

 

 

 

Quitar la piel haciendo un corte superficial a lo largo de la rodaja e introduciendo el filo de la hoja del cuchillo por debajo de la piel, ahora hacemos movimientos con el cuchillo para levantar la piel, no para cortar, de esta manera vamos levantando toda la piel que se desprenderá fácilmente de la carne del plátano

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguidamente pondremos al fuego suficiente aceite en una sartén como para que cubra al menos hasta la mitad de cada rodaja de plátano. Cuando el aceite este ligeramente caliente, pondremos dentro las rodajas de plátano y las freiremos a fuego lento por ambos lados, no queremos que se doren, solo queremos que se ablanden los plátanos para poder aplastarlos después

 

 

Pinchamos con un cuchillo el centro de unas rodajas y si esta blando las retiramos de la sartén con una espumadera, seguidamente vamos a aplastar los trozos y para esto podemos utilizar infinidad de objetos de nuestra propia cocina tales como un vaso, taza, platillo etc, solo hace falta que tenga una base ligeramente plana, yo voy a usar una jarra para cerveza, cubrimos el fondo exterior con un trozo de papel de aluminio para que no se nos pegue el plátano al fondo de la jarra, aplastamos las rodajas de plátano hasta reducirlas a 1 centimetro de grosor aproximadamente

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora, os rebelo el secreto para que los tostones queden mas crujientes por fuera y esponjosos por dentro, ponemos un poco de agua en un cuenco con una cuchara rasa de sal, la removemos hasta desleir y pasamos los tostones uno a uno por esta agua antes de introducirlos en el aceite caliente, no dejar los tostones dentro del agua  porque se deshacen, solo pasarlos por el agua e inmediatamente los vamos poniendo con cuidado en el aceite caliente

 

 

 

Freímos los tostones a fuego medio por ambos lados hasta que estén dorados

 

 

 

 

Cuando estén dorados los sacamos de la sartén con una espumadera y los colocamos sobre un papel absorbente para eliminar el la grasa sobrante y entonces los podemos emplatar, recordad que han sido pasados por agua con sal, pero si los prefiere algo mas salados podría polvorearles un poco mas de sal por encima

 

 

 

Tags: , ,

5 comentarios on Como cocinar platano macho en tostones

  1. Maha Lub dice:

    Qué buen truco lo del agua salá!!! Y qué de inspiraciones con tus sugerencias!!!!!! Muchas gracias…. Lo del café con leche y una pizca de sal, no dudo que intensifique el sabor, siempre echo sal a mis dulces, el problema es que soy de expresso, jamás me gustó el sabor de la leche, especialmente si está caliente… el olor hasta me marea!!! Tonterías que tiene una 😉

  2. nelida dice:

    AL PLATANO VERDE SE LE CORTAN LAS 2 PUNTAS, CON LA PUNTA DEL CUCHILLO SE LE HACEN DE PUNTA A PUNTA UNAS RAJADURAS NO PROFUNDAS, QUE SOLO COTE LA CASCARA, 2 0 3,SE PONE EN EL MICRO 1 MIN. Y, MEDIO POR CADA LADO, DEPENDIENDO DEL GRUESO DEL PLATANO, SE LE QUITA LA CASCARA, SE PICA EN TROZOS SE APLASTAN Y, EVITAMOS TENER QUE FREIR LOS TROCITOS.SE PUEDEN CONGELAR Y, FREIRLO CUANDO SE NECESITE. mUY RICA SU COMIDA.

  3. Fernando Gonzalez dice:

    Hola Nivaldo al ver como haces los tostones me encanto saber lo de pasarlos por el agua, de seguro estaran deliciosos pero quiero agregar que yo no sabia de aplastar los platanos con alguna vasija pues en casa mi madre siempre los aplastaba con la mano pero un dia que me invitaron a comer unos amigos para mi fueron los tostones mas deliciosos que habia comido en mi vida, «secreto» ellos lo aplastaban con una botella de cervesa, como el fondo de la botella no es muy ancho se aplasta bien el centro del toston y los bordes quedan mas inchados y por su puesto la presion hace que tres o cutro bordes se quiebren alrededor y quedan crujientes, yo lo he intentado con vacijas que cubren todo el toston y no es igual el centro queda mas enchunbado de grasa y de la otra forma el centro queda mas aplastado sin grasa y crujiente.
    Yo se muy poco de cocinar aunque ahora despues de viejo me ha dado por aprender.
    Ojala este pequeño detalle sobre los tostones le encuentres importancia, a proposito sabes como hacian el pollo a la barbacoa en el Polinesio, era el lugar preferido donde acosrtumbraba ir y quisiera intentar hacerlo algun dia, gracias saludos Fernando, Naples Florida USA.

    • Niva dice:

      Muchas gracias por tus comentarios. Sobre tu pregunta a cerca del pollo a la barbacoa del Polinesio te dire que el maitre del restaurante Polinesio en los años 90 era el tio de mi exmujer y tuve el placer de conocer de primera mano la receta del pollo a la barbacoa que tanto nos gusta a todos los cubanos. Los ingredientes del adobo son sencillos, lo mas complicado es tener un asador como el que ellos tienen alli que es una de las cosas principales para que el pollo quede tan sabroso y con ese color interior rosado que parece jamon cocido, el otro aspecto importante es la leña que se usa para asarlo que es el palo de guayaba y tambien se pueden usar hojas secas de cedro. Bueno el adobo es naranja agria, ajo, comino y salsa de soja (salsa china como dicen en cuba, la que es salada, no la dulce), se deja en este adobo el pollo entero desde la noche anterior en la nevera, el asador supongo que lo habras visto en el Polinesio porque estaba detras de un cristal donde se podia ver como se asaban los pollos, era como un barril jigante, o especie de piscina circular de ladrillos refractarios que por uno de sus costados comunicaba con una especie de tunel de unos 2 o 3 metros de largo donde se introducian los palos de guayaba, los pollos se colgaban en ganchos en barras de hierro que se apoyaban en los bordes del barril, quedando los pollos expuestos tan solo al calor y el humo que salia del tunel donde se ponia la leña, de esta manera se asaban lenta y uniformemente y casi que quedaban ahumados, por eso parecia jamon de pollo. Espero te sirva de algo esta informacion, un abrazo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: